jueves, 5 de abril de 2012

71 HÍBRIDO


Un trillón de trillones de años antes…
     L recibió la noticia de la eliminación del embrión androgenote y la prohibición de intentar desarrollar otros, pero siguió su trabajo en la plataforma con una extraña tranquilidad. Su formación como Thaumasios fue suspendida y se retiraron de su cuerpo algunos artefactos que se habían incrustado en él, solo quedaron sus soportes atravesando su carne. Habían pasado meses desde el fracaso del viaje de M y la meta-corporación había decidido suspender toda actividad. No había ni energía ni ideas para salvarse. Una humanidad enferma de pavor y de miedo medraba en los últimos días su oscura vida. L trabajó con el mismo ahínco y tenacidad de siempre en sus vacías ocupaciones, a pesar de no creer ya nadie en ellas, pero sus colegas y superiores iban observando día a día algo anómalo en él.
     Los primeros días sólo eran algunas venillas capilares inflamadas en su piel, luego una infección que lo dejó sin habla. Con el paso del tiempo, el hombre que salía y entraba de los laboratorios era cada vez más diferente: parecía algo más alto, pero su cuerpo estaba lleno de bultos y de reparaciones quirúrgicas. Este proceso siguió por semanas hasta que tuvo que usar un respirador y equipos médicos de soporte incorporados en su cuerpo; una extraña enfermedad lo atacaba. Algo entraba en él y crecía. Pronto le fue imposible usar las piernas y se movilizó sólo mecánicamente.

     Otra cosa pasaba: los permisos que tenía para acceder a zonas restringidas parecían fallar; era difícil su registro en las máquinas de identificación y esto ocasionó algunos disturbios administrativos. 

No hay comentarios: